Declaración 2019

La declaración anual es un informe sobre tus ingresos y deducciones anuales por concepto de Impuesto Sobre la Renta (ISR). Se presenta ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT) en el mes de abril del año siguiente al régimen fiscal, es decir, en este 2019, estarías presentado el reporte correspondiente al año 2018.

Esta declaración anual es un requisito fiscal obligatorio para personas físicas o trabajadores que laboran para dos o más empresas, además de personas que tienen ingresos por arrendamiento y quienes cobran su trabajo por concepto de honorarios; también los asalariados tienen derecho a realizar su declaración y obtener saldo a favor, es decir, dinero que les devolverá el SAT.

¿Qué es el ISR?

Muy probablemente tengas una idea de lo que es el ISR, aquí aclaramos los detalles generales: se trata de un impuesto que se paga sobre cualquier renta o venta de inmuebles, pero también a cualquier actividad que modifique el patrimonio de la persona; al realizar servicios profesionales (pago por honorarios), por ejemplo, y en caso de ser asalariado, se descuenta directamente de tu pago o tu cuenta de nómina.

Como señalamos, existen ciertas condiciones en las que sí tienes tienes la obligación de presentar tu declaración anual ante el SAT. Las más comunes son:

Si obtuviste ingresos por:

  • Renta de inmuebles
  • Honorarios/ servicios profesionales
  • Actividades empresariales
  • Enajenación o adquisición de bienes

Si eres asalariado y…

  • Durante el año obtuviste ingresos mayores a 400 mil pesos
  • Laboraste y recibiste ingresos de dos patrones al mismo tiempo
  • Obtuviste ingresos adicionales a tu salario, tales como honorarios, arrendamiento, etc.
  • Dejaste de laborar antes del 31 de diciembre
  • Recibiste ingresos de empleadores no obligados a hacer retenciones (organismos internacionales, por ejemplo)

Si recibiste intereses y…

  • Tus ingresos por intereses reales superan los 100 mil pesos
  • La suma de tus ingresos por intereses y salarios superan los 400 mil pesos o si el monto de los intereses es mayor a 100 mil pesos

Si estás en cualquiera de estas situaciones, al presentar tu declaración se hará un balance del ISR que pagaste durante el año y sabrás si necesitas hacer algún pago extra por este concepto. También es este momento donde puedes presentar deducciones por servicios como pago por colegiaturas, servicios médicos, entre otros. lo que puede representar un saldo a tu favor.

Al presentar debidamente la declaración anual, estarás cumpliendo con tus obligaciones fiscales y así evitarás las sanciones por parte del SAT. La declaración se presenta en el portal de esta institución: https://www.sat.gob.mx/ y puedes hacerlo tú mismo o ponerte en contacto con un contador que te ayude con el tema.

Con información de Excélsior.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+